Editorial: Orsi no está pero, Canelones en “orsay”...

21/02/2020

Siempre se habla que es muy importante la vida institucional del país en sus instancias mayores o de más peso político, o las que tienen también su importancia en la vida de los gobiernos departamentales. Tanto ello es así que es evidente que una buena gestión departamental puede promover a un partido a instancias más decisivas en la vida de un país o también si las cosas se hacen mal, puede enterrar las buenas intenciones por un buen tiempo.
También en los últimos meses, la movilización contra la instalación del megabasurero en el departamento de Canelones ha inquietado no solo a los vecinos que son quienes han alzado su voz criticando el proyecto, por diversas causas aunque la principal es la agresión de éste al medioambiente, y a las importantes reservas de agua dulce del lugar que se verán afectadas.
En los días que han pasado, un contrato publicitario que vecinos habían realizado para una actividad de la Intendencia de Canelones en el Parque Roosevelt, fue anulada por un trámite administrativo afirmando que esta era propaganda política y de paso cañazo involucrando a la oposición, cosa que luego se desmintió por parte de un edil, en este caso nacionalista.
Lo cierto, es que lo que parece un error administrativo está mostrando nuevamente que en tiempos de frágiles equilibrios político - electorales, actitudes tan duras contra las demandas de la población que fueron en su momento aceptadas por la intendencia canaria, son de un momento para el otro borradas de un plumazo, porque a sus autoridades no les gusta el mensaje publicitario. Es obvio que existen algunos dirigentes que el capítulo de la libertad de expresión no lo han leído bien, y si tuvieran que dar un examen sencillo no lo hubieran salvado.
En estos días además, es notorio que en los aprontes para las departamentales de mayor relevancia en el segundo departamento del país, y donde el oficialismo tiene en principio cifras importantes en su favor en la intención de voto, actitudes de este tipo que son políticas aunque en la resolución no parezcan más que un acto administrativo, mellan la herramienta que le han dado amplios márgenes electorales a la intendencia progresista.
No es tampoco una novedad que los problemas medioambientales han llegado para instalarse, no solo en Canelones sino en todo el país, y van a agravarse en la medida que se continúe con un trato de extrema soberbia a las denuncias de los vecinos, y encima de ello pretenda afirmarse que la propaganda contratada es “política”, como si ello fuera un delito o algo que debe reprobarse.
El mismo recorrido se ha tomado en otras esferas de la vida nacional, donde a menudo se habla de los males que tiene el país echándole la culpa a los trabajadores o a los sindicatos, cuando defienden sus derechos, muchas veces conculcados en la pérdida de salarios o sencillas rebajas en las condiciones laborales, como retraso de pagos o pérdidas de aguinaldos en forma eterna.
El país y la gestión departamental debe cambiarse, esta debe ser más tolerante y leer más a menudo los derechos constitucionales, para que el arrebato de los burócratas de turno no sea parte de la política cotidiana.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Noticias destacadas

“Simplemente ejecutan órdenes”

1/10
Please reload

Noticias recientes