© 2017 Diario La Juventud

Nueva York 1326   Montevideo-Uruguay  

Tel: (00598) 2924-7971 / 2924-9418   CIDESOL S.A.

redaccionlajuventudweb@gmail.com

Petras: Bolsonaro está sacrificando relaciones con árabes por Israel

 

El sociólogo estadounidense, profesor James Petras, analiza semanalmente la realidad internacional en exclusiva en español por CX 36 Radio Centenario. Esta columna es una edición de ese análisis que se emite en vivo, los lunes 11:30 horas (local) por el 1250 AM del dial uruguayo y por www.radio36.com.uy.

Para escuchar la participación de Petras de esta semana active el reproductor:

 

Diego Martínez- Comencemos con la actualidad internacional, y particularmente con la visita que está haciendo (el presidente brasileño Jair) Bolsonaro a Israel y su anuncio de abrir la Embajada en Jerusalén. Lo que se suma a la represión del ejército israelí a la movilización del pueblo palestino.
James Petras- Bueno, es evidente que Bolsonaro no tiene ninguna idea sobre los efectos económicos de su acercamiento con Israel, porque Israel no es un destino importante para Brasil pero sí los países árabes que están en oposición a Israel, particularmente tras la ocupación de los Altos del Golán y Jerusalén. Evidentemente Bolsonaro no tiene consideración de los grandes efectos, los más amplios efectos negativos, para los exportadores de Brasil, principalmente ganaderos que dependen mucho de Arabia Saudita y los otros países. 
Bolsonaro no está tomando en cuenta los intereses económicos, políticos, culturales, de su propio país. Está simplemente imitando a (Donald) Trump, imitando las políticas de Trump hacia Israel; es un seguidor que no tiene idea de lo que necesita Brasil para extender su influencia, conseguir mercados y encontrar socios adecuados para lo que podría ser una economía más amplia y profunda. Más allá de eso hay un gran desprestigio (del gobierno de Brasil) por esto, hasta el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está en contra, con la excepción de Washington. 
Entonces, podríamos decir que Bolsonaro está sacrificando los intereses económicos internos, las relaciones diplomáticas y políticas en Naciones Unidas; y mucho más, yo creo que es la falta de conocimiento de que Brasil crece con aliados firmes, consecuentes, y no simplemente siguiendo la línea de Trump.

 

DM- Con un Israel también que está en medio de elecciones y que en estos últimos días sigue disparando contra la movilización en Palestina por el Día de la Tierra, dejando muertos y heridos.
JP- Si, tenemos noticias de que Israel está intentando maximizar los palestinos muertos y heridos, que quedan discapacitados; y en ese sentido se habla ya de algunos muertos y muchos heridos graves.
Es muy grave la situación con Israel en estos momentos, pero es la forma de conseguir votos, cuantos más muertos y heridos palestinos más votos para (Benjamín) Netanyahu. Él está tratando de tomar una línea más extremista asesinando y creando caos con los palestinos para cosechar votos entre los colonos judíos. Eso también tiene un efecto negativo, porque el hecho es que Israel no tiene apoyo para los asesinatos, ningún país en el mundo –salvo Estados Unidos, con sus congresistas que lo apoyan- , pero sí tiene apoyo en Israel. Y Netanyahu estaba en una posición muy débil ante las próximas elecciones, y ha utilizado estos asesinatos para aumentar su caudal de votos.

 

 

María de los Ángeles Balparda- Hubo elecciones en Turquía también y se habla de que (Recep Tayyip) Erdogan ganó pero perdió bastiones claves como Estambul y Ankara. ¿Cómo analizas esto?
JP- Hay varios factores: Uno es la represión de Erdogan contra toda una gama de fuerzas sociales, particularmente en las ciudades grandes, y particularmente contra los empleados, profesionales y clases populares; más que nada por las medidas represivas. Hay más de 150.000 personas encarceladas en Turquía. El segundo factor es la caída en la economía con la inflación, la recesión, la falta de empleo, la falta de capacidad de salir del callejón. Entonces es la combinación de represión y la incapacidad de salir de la crisis económica. 
Más allá de eso hay mucho descontento porque Erdogan ha participado en la guerra contra Siria, con intervenciones y contrabando de armas hacia los terroristas. Erdogan está combinando una política supuestamente independiente, pero muy vinculado con diferentes grupos que buscan tomar territorios de Siria. Y las intervenciones de Turquía y Erdogan, están cosechando mucha oposición interna. 
Pero hay que anotar una cosa: la oposición de Erdogan no son todos progresistas, hay sectores de la derecha dura que quieren políticas más extremistas en la política exterior nacionalista; y esta es una combinación de izquierda, centro y derecha que están tratando de unificar fuerzas simplemente para derrocar a Erdogan. Necesariamente tienen que expulsar a Erdogan pero los resultados no siempre van a ser progresistas.

 

DM- Se han conocido declaraciones de Donald Trump donde anunció el recorte de “ayuda” a países centroamericanos, ¿es parte de su campaña contra la inmigración o es una nueva estrategia hacia Latinoamérica?

JP- Primero, es una política anti latinoamericana para conseguir votos; es una política para castigar a los países más pobres sobre todo Honduras, El Salvador y Guatemala. 
Creo que Trump quiere dar la imagen en lo interno de que es un gobierno duro, que el país está invadido por latinoamericanos que están desplazando a los americanos en el trabajo, etc.
La política de Trump no va a afectar a los inmigrantes porque de una forma u otra ingresan al país, pero han bajado las cifras. Más allá de eso, es interesante anotar que la mayoría de los congresistas, incluso de su Partido Republicano, están en contra. Ellos creen que la ayuda que dan a Centroamérica fortalece las políticas derechistas en ese país, entonces recortar el dinero a Centroamérica va a debilitar a los principales gobernantes que están a favor de Estados Unidos. 
Por tanto, Trump no tiene apoyo ni de la derecha ni de la izquierda ni del centro ni nada para estas medidas, más allá de la crueldad, es el hecho de que no tiene prácticas. ¿Qué pasa ahora con los derechistas en Centroamérica que no reciben ayuda por colaborar con Washington? Podrían radicalizarse los países, debilitar a los gobernantes pro norteamericanos, por esa razón el Congreso está en contra de estas medidas, no por razones humanitarias sino por razones de “realpolitik”.

 

MAB- Viniéndonos a América Latina, ¿qué está pasando en Ecuador?

JP- Varias cosas. Primero, la enorme corrupción; lo segundo es la venta de empresas nacionales al capital extranjero; y lo tercero es la falta de compromisos sobre los programas sociales.
Lenin Moreno es un Presidente con muy poco apoyo en este momento, está debilitado, desprestigiado, y creo que podría sufrir un juicio político, un impeachment. Es muy difícil para Lenin Moreno este momento, es muy complicado porque no tiene base sólida, en la costa, en Guayaquil, los apoyantes originales de Lenin Moreno es muy débil ahora. Ellos buscan sus propios electores y su propia campaña electoral. Entonces ni en Guayaquil ni en el interior tiene apoyo y creo que este proceso actual podría desprestigiarlo más, debilitarlo más, no sabemos cuánto más tiempo puede durar en el poder.

 

MAB- ¿Hay otros temas que quieras agregar?

JP- Dos cosas. Hay elecciones en Ucrania y (Petró) Poroshenko -el candidato principal norteamericano- está perdiendo por amplio margen y un cómico está a la cabeza de la campaña electoral, Vladímir Zelenski. Poroshenko era el títere de Washington, un oligarca, uno de los más ricos del país, muy corrupto, que siempre buscaba la forma de conseguir préstamos del Banco Mundial pero no para invertirlo sino para llenar su bolsillo. Entonces, hay una derrota para Poroshenko pero la alternativa es un cómico que no tiene ningún compromiso para tomar una posición más independiente. En otras palabras, tenemos derrotas por la derecha pero no necesariamente una alternativa.
En ese sentido es muy complicado decir que la izquierda gana cuando la derecha pierde.
Tenemos que tocar el tema Argentina, donde la pobreza ha subido, la inflación está en subida, la economía está en decadencia. El problema en Argentina es el colapso del proyecto (del presidente Mauricio) Macri que todavía no ha generado una alternativa clara y efectiva. Es un problema otra vez, que demuestra que la caída de la derecha no implica necesariamente un avance de la izquierda. 
Tendríamos que pensar qué podría salir de la caída de Macri, qué políticos y qué alternativa económica podríamos ver, para mí no es muy claro. Cristina Fernández no ofrece mucho más que la misma política del pasado, es una continuación pero con muchas limitaciones. Y más allá de eso, la izquierda está dividida en diferentes sectores y los peronistas siguen teniendo una influencia desproporcionada con las alternativas que ofrece. Y tenemos que analizar no sólo cómo tumbar gobiernos de la derecha sino también plantear las alternativas efectivas, alternativas que puedan cambiar las estructuras de poder políticas y económicas. La politización está bien, pero política sin un programa económico y con trayectoria hacia el poder popular me parece muy limitado.
Finalmente, quiero anotar que en Venezuela, que el gobierno mantenga el poder y a pesar de todas las presiones, sanciones, agresiones sigue gobernando; pero todavía no han arreglado el problema del poder eléctrico. Hay un racionamiento ahora por 30 días sobre el acceso al poder eléctrico, otra vez el gobierno tuvo éxito resistiendo a la derecha y la oposición, con (Juan) Guaidó y los otros títeres; pero todavía hay que construir una alternativa que pueda asegurar la defensa de las principales necesidades del pueblo.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Noticias destacadas

Sirio cabalga de Damasco a Moscú para regalar su caballo a Putin

1/10
Please reload

Noticias recientes