A+ A A-

¿Dónde vas, Universidad?

Rate this item
(0 votes)

Gonzalo Abella.

El conocimiento es un arma poderosa. Por eso, las universidades renacentistas fueron una herramienta de la burguesía en la lucha contra los señores feudales.

Por siglos, las universidades fueron la escuela de formación elitista para los hijos de los capitalistas y para sus servidores privilegiados, especializados en Leyes y en Ciencias.

En el siglo XX, los hijos de la pequeña burguesía y de los empleados calificados fueron conquistando un  espacio en las Universidades. Y entre los nuevos estudiantes, influidos por las lucha obreras y campesinas,  surgió la demanda del acceso del pueblo trabajador a estas altas casas de estudio.

Desde Córdoba (Argentina) en 1917 hasta París en1968, esta corriente fue en ascenso. El estudiantado proveniente de sectores sociales de ingresos medios fue derrotando los intentos elitistas de sus condiscípulos ricos. Éstos, poco  a poco, fueron replegándose a las universidades privadas.

En 1958, y como parte de esta tendencia mundial,  la lucha de los estudiantes uruguayos conquistó la Ley Orgánica y el Co Gobierno universitario.  

En los años duros del Pachecato, donde la tortura, el asesinato  y la arbitrariedad eran el prólogo del Golpe de 1973, la Universidad de la República jugó un papel extraordinario en la  resistencia democrática. Dirigentes obreros perseguidos, con olor a gas lacrimógenos en sus ropas, alzaban sus denuncias en el Paraninfo universitario, amparados por la Autonomía de la Universidad.  La escalinata de la Universidad fue una alfombra de flores cuando cayó el Che.  El féretro de Líber Arce estaba rodeado de consignas de la CNT, la FEUU y el MLN. Y en las aulas  el debate teórico y crítico era un componente esencial de la docencia y la investigación.

La dictadura intervino la Universidad, pero su verdadera derrota vino después, en la democracia tutelada de 1985. Muchos antiguos catedráticos volvieron de Europa con la cabeza lavada por las nuevas corrientes de pensamiento financiadas por laboratorios, corporaciones  y ONGs. El debate fue sustituido por una lucha feroz por el poder, por becas  y por financiamientos externos. Se investiga mayoritariamente lo que se financia desde afuera en los equipamientos que se donan desde afuera para ello.  Se produce un conocimiento fragmentado, y muchos especialistas ignoran a dónde van realmente sus aportes, pues los proyecto de investigación que les financian van para un Programa de investigación en el extranjero. La nueva Biblia es la navegación en la pecera controlada de Internet.

Desde luego, en el seno de los tres órdenes del Cogobierno y entre los funcionarios, hay una lúcida y valiente resistencia. La defensa del Hospital Universitario ha reavivado los vínculos entre la Universidad y el pueblo trabajador. Los jóvenes poco a poco van recuperando su rebeldía, despertando de la anestesia de la demagogia gubernamental. Pero por ahora, el nuevo modelo neoliberal está blindado. Hasta las propias urgencias laborales de los estudiantes del pueblo,  y sus penurias económicas, impiden recuperar plenamente a la Universidad como usina libre de ideas y debates.

Son necesarios espacios alternativos de pensamiento crítico, por fuera del control institucional, para recuperar las mejores tradiciones de la Universidad. Sólo desde estas bases externas  podremos apoyar a los que luchan adentro y recuperar la Universidad para los proyectos del pueblo trabajador.  

      

Last modified on Tuesday, 14 February 2017 19:24

ESTAMOS EN FACEBOOK

Cultura

Poesía palestina de combate

18-05-2017

  NO NOS IREMOS Tawfiq Az-Zayyad “Aquí sobre vuestros pec...

Poesía palestina de combate

Convocatorias

Gervasio

Se viene

23-05-2017

Se viene

Troya

22-05-2017

Troya

Caminos

20-05-2017

Caminos

Diario La Juventud