A+ A A-

Pequeña producción y socialismo

Rate this item
(0 votes)

Gonzalo Abella.

Cuando el capitalismo llega al campo, el campesinado disminuye. Al nacer los estados socialistas, era lógico suponer que la industrialización estatal en la ciudad y el campo también haría perder peso a la producción campesina familiar. En 1928 en la URSS la Dirección identificaba todavía  como una causa de “desviaciones derechistas” la mentalidad de la pequeña propiedad campesina sobreviviente “que tiende  a generar capitalismo”.  Y en la cabeza de muchos campesinos que habían mejorado su posición, esta tentación por restaurar el capitalismo era real. Pero ya en 1929 el Gobierno advierte que las cooperativas campesinas (kol.jos) van formando un campesinado de nuevo tipo, una clase  social integrada por mujeres y hombres libres y conscientes. El kol-jos  en muchos rubros resolvía más eficientemente el abastecimiento que las granjas estatales (sov.jos). En  1930 el Gobierno aceptó finalmente que, una vez liquidado el latifundio, la mejor receta era el respeto al campesinado y sus ritmos. La industria estatal incorporó en sus planes quinquenales el servicio por contratos a la producción rural cooperativa, impulsando su tecnificación y productividad. El campesinado-koljosiano, y no el proletariado rural, pasó a ser el abastecedor principal del pan del pueblo obrero constructor del Socialismo.

En China Popular las comunas rurales nacieron en el marco de un extraordinario impulso del pueblo, pero aceleraron demasiado precozmente un alto nivel de socialización. Sus experiencias positivas no pudieron ser evaluadas por el viraje a la economía de mercado que impuso Deng en 1976, después de la muerte de Mao.

En Cuba, la Asociación de Pequeños Campesinos fue vital para  la propia supervivencia del pueblo en las condiciones excepcionalmente duras del Período Especial.

No es menor el papel del campesinado en regímenes tan diferentes como el de Corea del Norte o en Irán. El “conuco” campesino venezolano es la esperanza  en la lucha por la soberanía alimentaria. El papel campesino en la plurinacional revolución boliviana es muy claro.

Se llama “pequeña producción” a la que proviene de predios pequeños, pero el nombre es inadecuado. Los pequeños predios campesinos en Asia, África, Oceanía, en nuestra América Abyayala, proveen el 70% de nuestros alimentos. Los grandes monocultivos de transgénicos y agrotóxicos tienen un alto rendimiento inicial, agotan rápidamente la tierra y se vuelven por ello insaciables invasores de nuevos territorios con apoyo institucional.

El nuestro país, el modelo neoliberal de Astori, Berterreche y Aguirre se pone de rodillas ante la expansión del monocultivo extranjero, pero intenta mostrar un rostro comprensivo ante el drama del pequeño campesino que aún sobrevive. Lo hace como si no tuviera la culpa de su agonía. Con financiamiento internacional se usa al Sistema Educativo Público para ”asesorar” la economía familiar y “demostrar” que ahora debe aceptar los paquetes tecnológicos que imponen los laboratorios  y sus sirvientes del INIA. El Sistema  intenta “demostrar” que una producción tradicional agraria es hoy económicamente inviable.

La agricultura tradicional y los pueblos originarios se organizan contra este modelo devastador. Su resistencia apunta a la Soberanía Alimentaria y es por ello un factor clave en la lucha por la liberación nacional y el socialismo. Así lo comprenden todos los militantes revolucionarios del campo y la ciudad. Los últimos años hemos visto nuevas  señales, aún insuficientes, de movilización ciudadana en la defensa del ambiente, del agua,  y de la producción orgánica, contra la megaminería y el fracking. Maestros rurales y vecinos denuncian las fumigaciones aéreas y las resisten.

La UP apoya todas las luchas por la tierra. En la UP vive el legado artiguista de defensa del rico patrimonio que nos sustenta y que ilumina el único futuro posible. 

 

ESTAMOS EN FACEBOOK

Cultura

5 mujeres clave de la revolución rusa

22-03-2017

Las mujeres que participaron en la revolución rusa desempeñaron un...

5 mujeres clave de la revolución rusa

Convocatorias

Gervasio

Oferta

28-03-2017

Oferta

Ancla

27-03-2017

Ancla

Biocombustible

25-03-2017

Biocombustible

Diario La Juventud